16.10.04

Recuerdos

No se como empezar este escrito, por la cabeza me pasan varias ideas sobre que poner, aunque en esta semana, y sobre todo en este mes, solo una es la que gana, una triste, parece que este blog es solo de tristezas, y eso que mi vida está más llena de alegrías que de tristezas, pero creo que poner aquí alegrías es demasiado facil, así que un día más escribo sobre una tristeza.

Un día marca un mes, un mes marca un año, un año marca una vida entera, una vida marca a una familia, y así podía estar poniendo hasta cansarme, ¿por qué una muerte marca tanto?, ¿de verdad tengo que creer que cuando alguien muere es porque Dios quiso pasarlo a mejor vida?, eso tuve que oirlo yo como contestación a una pregunta que le hice a un cura de mi colegio, la impotencia que me produjo esa pregunta ni os la podeis imaginar, las ganas de matar a dicho cura fueron grandísimas, como se nota que la persona que había muerto no era de su familia.

Hay dos personas que en el transcurso de tu vida son muy importantes para tí, y más cuando eres un niño, y que te conteste eso un cura no se olvida, quizás por eso le cogí tanta rabia a la Iglesia y a todo su entorno, quizás por eso reniego de todo lo que sea religión y no creo en nada, por esa respuesta, y por no entender, 16 años después por qué se tiene que ir una de las dos personas más queridas e importantes en la vida de un ser humano, quizás penseis que ya uno es mayor para comprender una muerte, y quizás tengais razón, pero una muerte se comprende cuando te queda algún recuerdo de la persona fallecida, pero cuando uno es pequeño apenas recuerda las cosas, si llego a saber que iba a ocurrir esta tragedia, no hubiera olvidado nada de todo el tiempo que pasé con él.

Ahora solo me quedan recuerdos vagos, fotos y un espejo, ¿y qué pinta el espejo?, pues muy facil, soy el vivo reflejo de él, cuando me miro al espejo, le veo, por esa parte puedo dar gracias, por la otra no, y todo esto gracias a la negligencia de un dentista, que luego desencadenó en una enfermedad y posteriormente en la muerte, que pena que no te conozca, porque te iba a enseñar yo a sufrir, maldito incompetente de mierda, me quitaste parte de mi vida porque te dio la gana.

Desde donde me estés viendo, a mí, y a toda tu familia, te quiero dedicar este escrito, decirte que espero que no te defraudemos en nada y que estás a diario en nuestro pensamiento, en nuestra cabeza y en nuestro corazón, te fuiste del mundo sin querer tú, pero no de nuestra vida, es un duro palo, pero siempre estás con nosotr@s.

¡¡ Te queremos, y no te olvidamos !!

En fín, mañana no es un buen día para mí.

9 Comments:

Blogger Ainé pensó y dijo...

Mil besos. Creo que en estos casos es lo único que se puede hacer, dar apoyo y cariño.

16 de octubre de 2004, 20:33  
Anonymous Anónimo pensó y dijo...

Bueenooo..despues de 2 meses y 6 dias, has conseguido que rompa a llorar con ganas.
Supongo que me lo pedia el cuerpo a gritos,lo he podido dominar, hasta ahora....
Gracias Gera, un beso gordo
Cova

16 de octubre de 2004, 23:22  
Blogger Gera pensó y dijo...

Si el llorar es para bien, me alegro, sino, lo siento, la verdad que el escrito es triste pero me lo pedía el cuerpo, y aquí está...

Un beso.

16 de octubre de 2004, 23:28  
Anonymous Anónimo pensó y dijo...

Ha sido para bien, por eso te di las gracias. Pero que conste, que un poco mas y me electrocuto. Tambien te digo, que mejor es recordar y quedarte con lo bueno. El resto solo hace daño y no merece la pena.
Un beso y que apesar de todo, mañana tengas un buen dia. Cova

17 de octubre de 2004, 2:05  
Anonymous Anónimo pensó y dijo...

Gera, tengo 20 años, hace cinco años, ahora hará seis se murió mi tio, yo no lo he superado, lo quería un montón.
El día que se murió, fue mi padre quien me lo dijo, sonaba en la tele "Pajaros de Barro" de Manolo García, hasta hace un par de semanas no podía escuchar a ese hombre y ponerme a llorar, he salido de bares llorando pq han puesto esa canción o cualquiera de él. Mi ex novio, un pedazo de..., me lo ponía en el coche, se ve que le gustaba verme sufrir.
Hace un par de semanas me dije que eso no podía ser normal y me he comprado su último disco, y me gusta, no lo voy a negar y esto al menos lo estoy superando, pero lo de mi tio no. Hay que cosas, creo, que no se superan. Mil animos. Besos.
Adri.

17 de octubre de 2004, 19:57  
Anonymous Anónimo pensó y dijo...

Duro, es muy duro, pero más duro sería haberlo olvidado.
¡Que no se te olvide nunca!

Un abrazo muy fuerte, TheCurry

17 de octubre de 2004, 20:38  
Blogger Pramandi pensó y dijo...

Bueno, ya lo he dicho en el blog de Ainé:
sólo puedo decir que ánimo. Que mañana será otro día. No te voy a decir que trates de olvidar, porque esas cosas no hay que olvidarlas. Es díficil convivir con ello, pero también nos ayuda a seguir adelante.

Besos mil

18 de octubre de 2004, 23:24  
Anonymous Anónimo pensó y dijo...

Pues yo ya leí esto en alguna parte... ahora ya recuerdo donde...
Y como dije entonces... yo me quedé con la herencia de mi padre en los rasgos de la cara... y al final, he conseguido sonreir al mirarme al espejo... Los recuerdos siempre son buenos...

Un besote,
Ume

24 de octubre de 2004, 2:36  
Blogger Gera pensó y dijo...

Lo leiste en el Blog de Ainé, que lo publicó con mi consentimiento... :)

24 de octubre de 2004, 11:16  

Publicar un comentario

<< Home