24.10.04

El negocio de las motos



Leo en Periodista Digital lo siguiente

La medida, incluida dentro de la Reforma del Reglamento de Conductores, fue aprobada el pasado mes de julio y entró en vigor el día 20 de octubre, permitiendo a todos los automovilistas conducir motocicletas de hasta 125 centímetros cúbicos y 15 caballos de potencia. El único requisito, tener un mínimo de tres años de carné. Pero no hay que pagar nada ni realizar trámite alguno.

Largamente esperada, la convalidación ha sido recibida casi con ansiedad por una industria que había hecho de ella una demanda histórica (la aprobación de un Plan Prever similar al de los coches es otra). Si a ello sumamos que la cartera de potenciales clientes ronda los 11 millones de personas, el terreno está abonado para una guerra sin cuartel en la que no falta imaginación. El Grupo Piaggio (Vespa, Gilera y Piaggio), por ejemplo, ofrece financiaciones a 24 meses a interés cero y sin entrada, incluso con la posibilidad de devolver la motocicleta. La japonesa Suzuki ofrece cursos gratuitos para quienes se sientan más torpes o inseguros y la taiwanesa Kymco avanza que tendrá campañas específicas, pero mientras tanto recurre a una fórmula clásica: aumentar su oferta en el segmento, sólo que en su caso respaldada con una agresiva política de precios. Así, la Activ 125 se presenta como un scooter básico, funcional por encima de todo y con un precio de derribo: 1.399 euros con impuestos incluidos, casi lo mismo que cuestan algunos modelos de sólo 50 centímetros cúbicos.

Es tal el negocio que se vislumbra, que incluso el sector asegurador se ha visto tentado y compañías como la correduría Peris ofrece pólizas especiales en las que el descuento llega al 30%. La clave para ello está en que se espera una clientela ya con una elevada antigüedad del permiso, edad superior a los 30 años y un mejor comportamiento vial. En cambio, los jóvenes seguirán teniendo los mismos problemas para asegurar que actualmente.

De cualquier manera, la posición global de las aseguradoras va a venir marcada por el tiempo en el sentido de que su respuesta dependerá de cómo evolucione la siniestralidad del nuevo colectivo de usuarios. A juicio del actual Gobierno (el anterior retiró la convalidación cuando se daba por hecha), esa evolución no sería peligrosa: en la exposición de motivos para aprobar la reforma se habla sólo de descongestionar el tráfico, reducir el consumo y la contaminación.

También el tiempo pondrá cifras al impacto sobre las ventas. En los países donde ya se aplica la convalidación, se produjo un importante tirón y en España llega justo en un momento de cierta bonanza en el caso de las motocicletas (no tanto en el de los ciclomotores, a los que no les afectará). Hasta agosto, las matriculaciones de motocicletas crecían más de un 34%, con una subida del 51,2% sólo en el último mes. En septiembre, el adelanto de las compras de modelos de hasta 125 centímetros cúbicos ayudó a que el porcentaje subiera hasta el 60%; y de los 10 modelos más vendidos, cinco eran de este tipo (en el acumulado sólo aparecen dos). En algunos casos -Yamaha Majesty 125 y Piaggio X8 125- con ventas que multiplican por tres las del mismo mes de 2003. A lo largo de este último año, las motocicletas ligeras representaron uno de cada cinco vehículos matriculados.


Y mis preguntas son... ¿realmente es buena esta convalidación?, ¿estoy capacitado yo para conducir una moto cuando nunca cogí una?, ¿tienen algo que ver las empresas de motos en esta ley?, porque al fin y al cabo son las que salen ganando, yo compro una moto, no se conducirla, la probabilidad de un accidente es elevada, pero el concesionario de motos ya hizo su venta, y una última pregunta... ¿esta ley solo favorece a los ricos?, porque no creo que mucha gente disponga de 4000-5000 € para comprarse una moto, un maxi-scooter o lo que le venga en gana...

4 Comments:

Blogger Ainé pensó y dijo...

Que quieres que te cuente, las motos siempre me han parecido estupendas máquinas de matar, creo que es más seguro y contamina menos el transporte público, y al final te sale más barato que comprarte una moto y ponerle gasolina, sobre todo con los precios actuales, que parece que se quieren hacer pilotos o astronautas, no paran de subir!!!

Creo que deberían exigir un cursillo, un mínimo para conceder la convalidación. Vale que puede ser como andar en bici, pero las primeras veces que montas en bici de dos ruedas te sueles pegar unos rodillazos de cuidado. Me parece bastante temerario y creo que va a aumentar el número de accidentes...

En esto, como en todo, sólo el tiempo decidirá quién tenía razón.

24 de octubre de 2004, 16:42  
Anonymous Anónimo pensó y dijo...

Yo creo que es una burrada, una moto, no tiene nada que ver con un coche.
La moto exige unos reflejos y un equilibrio, que el coche no necesita.
Solo espero estar equivocada y que el tiempo y las estadisticas NO me den la razon.

cova

24 de octubre de 2004, 22:19  
Anonymous Anónimo pensó y dijo...

No sé a quién se le ha ocurrido esta idea y aunque me puede parecer fantástico el 'ahorrarme' uno o varios carnets de moto, no me parece realista.

Yo particularmente apenas he andado en bici y como habéis dicho antes, conducir un coche nada tiene que ver con conducir una moto, así que yo misma la podría liar parda. Eso sí, si algún día me compro moto, ya me preocuparé muy mucho de practicar antes de salir al terreno de juego.

Y aunque el transporte público sea lo que sea, al menos en mi ciudad no deja de ser caro, además no te lleva a todos los sitios. Creo que la moto es una opción fantástica para moverte 'en ciudad', (al menos en verano). Pero bueno, no sé si algún día me animaré... Reconozco que me da cague.

Bsos. TheCurry

25 de octubre de 2004, 20:34  
Blogger Pramandi pensó y dijo...

Me parece una barbaridad por muchos cursos y rebajas que ofrezcan.

Aunque se tenga 3 años de experiencia, la mayoria de los que los tienen son "niñatos" que si ya son un peligro con una pequeña, imagina con una grande.

En fin, sin comentarios

29 de octubre de 2004, 9:31  

Publicar un comentario

<< Home