30.5.04

Lorenzo



Me asomo a la ventana, y veo un radiante sol, que ilumina toda la calle de un color amarillento, dan ganas de coger la toalla, el bañador y emprender camino hacia la playa, que está cerca. Pero por esta época no se puede, no puede uno hacer lo que quiere, solo tiene que estar pendiente de los estudios, cosa que tampoco pasa nada, para 4 meses que se estudia al año, se puede hacer un esfuerzo, pero no será por ganas, ganas de llamar a los amig@s e ir a darme un chapuzón, pero eso ahora mismo es imposible, unos están en cualquier biblioteca de la ciudad estudiando, y otros estamos haciendo lo mismo pero en casa.

Lo malo de todo esto, es que por semana también hará un sol radiante, típico sol que entra por las rendijas de las ventanas de la biblioteca, y que sinceramente, no dejan concentrarse a uno, pensando en que bien podría estar por ahí haciendo cualquier cosa antes que estar estudiando, pero menos mal que muchos jóvenes de hoy en dia tenemos un mínimo de fuerza de voluntad y sabemos que en Junio no se puede salir, que hay que estar estudiando, para luego poder disfrutar los tres meses de verano, sin mucho que hacer, porque siempre hay algo que hacer, asi es la vida del estudiante, no es ni mucho menos dura, la gente dice que la mejor vida es la del estudiante, ya os contaré cuando empiece a trabajar, de momento, no me quejo, tengo tiempo libre, tiempo para estar con quien yo quiero y finalmente tiempo para hacer mi trabajo, el estudiar.

1 Comments:

Anonymous Anónimo pensó y dijo...

Te aseguro, confirmo y reitero, que la mejor vida es la del estudiante. Para dias como hoy, estudies o trabajes, se inventaron las persianas.

30 de mayo de 2004, 22:36  

Publicar un comentario

<< Home